Confitura de pera y jengibre

 

confitura4

 

Uno de los recuerdos que tengo de mi infancia son las mermeladas y confituras que preparaba mi madre. Que salían muchas fresas en la huerta, mermelada, que de repente le regalaban una barca de membrillos, mermelada…

Un simple paseo con mi hermana y con mi abuela, que siempre iba bien prevista de caramelos de menta y bolsas en sus bolsillos por lo que pudiera pasar, podía convertirse en una frenética tarde de recogida de moras. Y cuando llegábamos a casa con nuestro tesoro, mi madre siempre se ponía manos a la obra y nos preparaba una rica mermelada.

Ya sabéis que me encanta preparar bizcochos, dulces, helados y todo tipo de postres, pero la verdad es que nunca había preparado una mermelada. Así que con las ultimas peras que me trajo mi amiga ( y suministradora oficial de peras D.O. Rincón de Soto) me he animado a preparar esta confitura con un toque de especias.  El resultado me ha encantado, así que habrá que repetir y hacer experimentillos. Aquí tenéis la receta.

 

INGREDIENTES:

  • 1 kg de peras conferencia
  • 1 vaina de vainilla partida a lo largo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 2 cucharadas de jengibre liofilizado cortado fino
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de clavo molido
  • 500 ml de agua
  • 500 gr de azúcar blanco
  • 200 gr de azúcar moreno
  • zumo de 1/2 limón
  • 25 gr de mantequilla

Pelamos las peras, les quitamos la parte central,  las cortamos en trozos y las ponemos en una cazuela con la vaina de vainilla, el jengibre,  las especias y el agua. ponemos al fuego y cuando comience a hervir, bajamos la temperatura y dejamos cocer lentamente durante 50 minutos.

confitura pera

Pasado este tiempo, añadimos el azúcar, el zumo de limón y la mantequilla. Removemos a juego lento hasta que el azúcar se disuelva, entonces, retiramos la vaina de vainilla y subimos el fuego para que hierva de nuevo. Cocemos unos 20 minutos sin dejar de remover hasta que la confitura alcance los 105 º.

Para conservar nuestra confitura, lavamos con agua y jabón 4 tarros de cristal ( en mi caso 2 de 150 ml y 2 de 25o ml) y los hervimos en una cacerola junto a las tapas de metal. Dejamos las tapas al fuego mientras sacamos los tarros, los secamos y los calentamos durante 1 minuto en el microondas. Rellenamos con cuidado, uno a uno, ellos hasta 5 mm de borde, les colocamos la tapa ajustándola herméticamente y les damos la vuelta con cuidado, colocándolos hacia abajo. Cuando tengamos todos los botes llenos los pondremos en una cazuela con agua caliente, colocamos trapos entre ellos para que al cocer no se golpeen y hervimos los botes durante 10 minutos.

Una vez los tarros estén fríos, nos tenemos que asegurar de que las tapas estén arqueadas en el centro y de que el cierre es hermético, así se conservarán en nuestra despensa sin abrir durante un año. Una vez abiertas hay que conservarlas en el frigorífico.

confitura3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s