Archivos

Galletas Florentinas

 

fiorentina1

 

Para estas tardes frías y tristonas, nada mejor que endulzarse un poco con unas galletas.  Esta vez unas Florentinas, de frutos secos, fruta y chocolate.

Lo primero poner a calentar el horno a 180º y preparar los ingredientes.

INGREDIENTES (25-28 galletas)

  • 150 gr de mantequilla
  • 50 ml de nata (35%MG)
  • 175 gr de azúcar
  • 300 gr de mezcla de nueces, almendras,avellanas,  arandanos, guindas, pipas de calabaza, un poco a vuestro gusto…
  • 125 gr de chocolate
  • 125 gr de chocolate blanco

Calentamos la mantequilla con la nata y el azúcar en un cazo a fuego medio, hasta que este ultimo se haya disuelto del todo. Entonces, retiramos del fuego y añadimos la harina tamizada. Hay que mezclarlo bien, la consistencia es un poco densa. Añadimos la mezcla de frutos secos y fruta y con ayuda de un cortador de galletas redondo damos forma a nuestras galletas sobre una bandeja de horno preparada con papel de hornear. Hay que poner las galletas bien separadas, ya que al llevar bastante mantequilla, esta se derrite y de expanden en el horno.

fiorentina5

 

El grosor de cada una de las galletas era de medio cm mas o menos. Horneamos durante 10 minutos y tendremos el siguiente resultado, para mejorar su aspecto, cortamos los bordes con ayuda de un cortador de galletas redondo de mayos tamaño y dejamos que se enfríen un poco en la misma bandeja (unos 7-10 minutos).

fiorentina6

Dejamos que terminen de enfriarse en una rejilla. Les damos la vuelta y las colocamos con el lado mas plano hacia arriba. Derretimos el chocolate a baño maría o en el microondas a pequeños intervalos, para evitar que se queme y extendemos con ayuda de una espátula pequeñita, una fina capa de chocolate.

fiorentina4

Por ultimo, cuando el chocolate este casi seco, dibujamos unas pequeñas ondas en el con ayuda de un tenedor.

fiorentina3

Y ya solo queda prepararse un buen café calentito para poder disfrutarlas tranquilamente y poder pasar mas templada estas tardes de fría primavera en Pamplona.

Anuncios

Estrellas de panna cotta de turrón

IMG_8472

Inauguramos temporada de recetas navideñas con un postre sencillo, muy rico y que se puede preparar con antelación. Se trata de una panna cotta, una especie de flan a la italiana que se prepara a base de nata, azúcar y gelatina y que tiene tantas variantes como sabores podamos imaginar. Esta vez  va a ser de turrón de Jijona, el blandito de toda la vida.

INGREDIENTES:

  • 250  ml de nata liquida (35 %MG)
  • 200 ml de leche
  • 180 de turrón de Jijona
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 35 gr de azúcar
  • 150  gr de chocolate negro
  • 150 ml de nata (35%MG)

Ponemos a remojar las hojas  duras de gelatina  en un cuenco con agua, y mientras en un cazo ,calentamos la nata, el azúcar y el turrón finamente picado. Cuando esta mezcla este hirviendo añadimos la gelatina y removemos bien hasta que este disuelta totalmente.  Retiramos del fuego y colocamos en los moldes. Yo he utilizado unos moldes de magdalena de silicona con forma de estrella para darle un toque un poco mas navideño, pero se pueden utilizar las flaneras de toda la vida, un molde grande, o incluso unos pequeños vasitos monos si no lo vais a desmoldar. No hay que rellenar los moldes del todo, en cualquier d moldes que utilicemos debemos dejar un espacio para la crema de chocolate.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente hasta que deje de desprender calor, entonces los colocaremos en el frigorífico y dejaremos cuajar allí durante 2 horas. Un truco es colocar todos los moldes, antes de rellenarlos, sobre una bandeja que quepa en el frigorífico, de esta forma ahorramos trabajo y es mucho mejor, si ademas utilizamos moldes blanditos como los de silicona.

Pasado este tiempo, pondremos a hervir los 150 ml de nata restantes en un cazo, y derretiremos en ella el chocolate removiendo constantemente. Apartamos del fuego y dejamos enfriar un poco. Mientras sacamos del frigorífico las panna cottas y rallamos con la punta de un cuchillo la superficie, para que el chocolate se adhiera mejor a ella. Colocamos la crema de chocolate por encima y metemos de nuevo al frigorífico como mínimo 1 hora mas.

Cuando las vayamos a servir, las desmoldamos con cuidado, pasando la punta de un cuchillo por el borde superior y dándoles la vuelta.

La base de chocolate queda muy rica, pero se puede prescindir de ella y preparar tan solo el “flan” de turrón y acompañarlo al servir con un poquito de nata montada.

IMG_8474

Galletas de avena, chocolate blanco y arándanos

la foto 2

Como ya os comente en Facebook, desde que este verano probé unas galletas de avena con chocolate blanco y arándanos de una tienda gourmet, estaba loca por intentar una receta que se pareciese. Y después de mirar montones de recetas, que no me terminaban de convencer por la gran cantidad de copos de avena que llevaban decidí experimentar.

Y cosa increíble, a la primera conseguí estas galletas deliciosas, con lo cual el experimento no duró mucho. Me gusto tanto la textura y el sabor que he decidido dejar la receta tal cual, aquí la tenéis.

INGREDIENTES (unas 30 galletas)

  • 175 gr de mantequilla blanda
  • 225 gr de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 1/2 yogur natural
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 200 gr de copos de avena
  • 200 gr de harina
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 80 gr de chocolate blanco en trozos
  • 60 gr de arándanos

Mezclamos en un bol, la mantequilla con el azúcar y batimos bien hasta que este bien incorporado, añadimos el huevo y batimos hasta que mezcle bien. Añadimos el extracto de vainilla, la sal y la harina, el bicarbonato y el yogur y batimos a velocidad muy lenta. Por ultimo incorporamos con ayuda de una cuchara de madera los copos de avena, el chocolate y los arándanos.

Dejamos refrigerar entre 30 y 40 minutos, mientras precalentamos el horno a 180º,  y formamos bolitas de unos 3 cm de diámetro que colocaremos sobre una bandeja de horno preparada con papel de hornear. Es mejor dejar bastante separación entre unas y otras porque se expanden con el calor del horno y corremos el riesgo de encontrarnos un galletón gigante.  Horneamos 15 minutos y dejamos enfriar en una rejilla.

la foto 5

Aunque no os guste la avena estoy segura que devorareis estas galletas, ya que están deliciosas.

la foto 3

Tarta de chocolate y almendra

la foto 3

Después de un mes de septiembre intenso con la vuelta al cole, ya hemos llegado de nuevo a la normalidad, al otoño, a la temporada de horno. Así que aquí estoy yo también de vuelta, aunque me ha costado aterrizar, por eso he tenido el blog un poco abandonado.

Hay que inaugurar bien la temporada, por eso os traigo una receta de chocolate de “Le Cordón Bleu” que es espectacular. Una tarta de chocolate con masa azucarada que encantará a los mas chocolateros.

INGREDIENTES PARA LA PASTA AZUCARADA

  • 120 gr de mantequilla blanda
  • 100 gr de azúcar glas
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 200 gr de harina tamizada

INGREDIENTES PARA LA CREMA DE ALMENDRAS

  • 100 gr de mantequilla blanda
  • 100 gr de azúcar blanca
  • 1 pizca de esencia de vainilla
  • 2 huevos
  • 100 gr de almendras molidas

INGREDIENTES PARA EL GANACHE DE CHOCOLATE

  • 125 gr de chocolate negro
  • 125 ml de nata (35% MG)
  • 25 gr de azúcar
  • 25 gr de mantequilla blanda

INGREDIENTES PARA EL ALMIBAR DE CACAO

  • 50 ml de agua
  • 40 gr de azúcar blanca
  • 15 gr de cacao puro en polvo

INGREDIENTES PARA EL CRUJIENTE DE CHOCOLATE

  • 5 barquillos de chocolate
  • 4 barquillos sin chocolate para decorar

Así redactado, parece que esto va a ser muy complicado, pero de verdad que no lo es y merece la pena.

Lo primero que vamos a hacer es mezclar la mantequilla con el azúcar y la sal en un bol con ayuda de un tenedor. Lo podéis hacer con robot, pero a mi no me gusta mezclar demasiado este tipo de masas, porque sino pierden su consistencia característica y se quedan blandas y pegajosas.

Añadimos el huevo y  la harina tamizada, mezclamos, formamos una bola, la aplastamos un poco y la envolvemos en film transparente para refrigerarla unos 30-40 minutos.

Mientras precalentamos el horno a 180º. Untamos con un poco de mantequilla el molde que vayamos a utilizar, en este caso uno bajito y rizado. Extendemos la masa con ayuda de un rodillo y la colocamos en el molde. Refrigeramos 10 minutos, después colocamos papel de hornear sobre nuestra masa y unos garbanzos secos o bolitas de cerámica o aluminio de las que se utilizan para cocer la masa en blanco, es decir sin su relleno. De esta forma, la masa mientras esta en el horno no se mueve, no se hacen burbujas y nos aseguramos de que la base quede compacta y nivelada.

Horneamos 10 minutos hasta que la pasta se dore ligeramente, retiramos el papel de hornear con los garbanzos o bolitas, bajamos el horno a 160º y horneamos de nuevo unos 8 minutos. Al sacar del horno reservamos  sobre una rejilla.

Para la crema de almendras, mezclamos la mantequilla con el azúcar y  la vainilla. después incorporamos los huevos uno a uno mezclando delicadamente y después las almendras molidas. Colocamos esta pasta sobre nuestra base de tarta y volvemos a hornear durante 35 minutos.

Mientras, hervimos el agua y el azúcar para preparar el almíbar de cacao. Cuando este en ebullición añadimos el cacao puro en polvo y mezclamos bien, dejamos que hierva otra vez y retiramos del fuego.

También aprovecharemos el tiempo de horneado para preparar la ganache, para ello ponemos a calentar la nata con el azúcar y cuando llegue a hervir añadimos el chocolate troceado, removiendo hasta que quede totalmente derretido. Entonces añadiremos la mantequilla y mezclaremos ya fuera del fuego hasta tener una mezcla brillante y homogénea.

Trituramos los barquillos, por un lado los de chocolate y por otro los normales. Y ya solo nos queda montar la tarta. Podéis desmoldar la tarta antes del montaje o dejarla en el mismo molde, como prefiráis. Mojamos la crema de almendra con el almíbar da cacao y extendemos una capa de ganache , por encima colocamos una capa crujiente de barquillos de chocolate triturados y cubrimos con el resto de ganache. Para decorar la tarta esparciremos por encima barquillos en pedacitos.

la foto 2

la foto 1

Bizcocho de calabacin y chococlate

ja14

Estamos en plena temporada de calabacín, y si tenéis la suerte de poder degustar los de la huerta de algún familiar o amigo, os recomiendo que probéis a preparar este bizcocho, (sino también claro, ya que los podemos encontrar en la tienda durante todo el año).

Es una receta totalmente vegana, ya que no lleva nada derivado o de origen animal. Para aquellos que tengáis intolerancia al huevo o a la leche también es estupenda, así como para los mas pequeños e la casa, a los que a veces las verduras se les resisten.

La receta original es de “La receta de la felicidad”, un blog que seguro que conocéis, aunque yo he variado un poco las cantidades, (no lo puedo evitar…seguir recetas al pie de la letra no es lo mío…)

INGREDIENTES

  • 350 gr de calabacín
  • 100 ml de aceite de oliva suave (0,4 de acidez)
  • 200 gr de azúcar
  • 250 gr de harina
  • 60 gr de cacao puro
  • 12 gr de levadura
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal

 

Precalentamos el horno a 180º y mientras en un bol mezclamos los ingredientes secos y añadimos el aceite y el extracto de vainilla. Limpiamos el calabacín y lo picamos finamente. Para los que como yo,  no tengan picadora lo mejor es rayar el calabacín y luego picarlo un poco mas en una tabla con un cuchillo.

ja13

Incorporamos el calabacín al bol y mezclamos hasta obtener una masa espesa  y gruesa, que extenderemos en un molde preparado con mantequilla y harina para que no se nos pegue.

Horneamos unos 25 minutos y dejamos enfriar en una rejilla.

El resultado es un bizcocho muy rico y que no sabe a calabacín. Claro que hay bizcochos de chocolate que son mucho mas sabrosos, ya que llevan huevos, mantequilla, leche, etc, pero si sois veganos, tenéis intolerancia al huevo o a la lactosa o simplemente queréis cuidaros y optáis por algo mas sano, este es un bizcocho ideal.

ja15

También apto para aquellos que tienen huerta y cada vez que van a ella se encuentran 4 o 5 calabacines descomunales de 2 o mas kilos y se han cansado de cremas, tartas saladas y pistos…

Cookies de mantequilla dorada, con pepitas de chocolate, rellenas de nutella y un toque de escamas de sal marina

ja3

Si, se que nada mas leer el titulo de esta nueva receta ya habéis engordado un kilo. Pero este kilo y los demás que vengan con estas galletas, son kilos de felicidad extrema, así que no cuentan. Además ya se nos acaba el veranito y dentro de poco tendremos que ponernos los jerséis, y ese kilo/s bajo capas de ropa de abrigo se disimula divinamente.

A algunos lo de las escamas de sal les puede parecer raro, pero de verdad que le dan un toque genial a las galletas y además de potenciar el sabor del chocolate.

Aquí tenéis la receta…

INGREDIENTES

  • 310 gr de harina
  • 12 gr de bicarbonato
  • 2,5 gr de sal
  • 200 gr de mantequilla sin sal
  • 250 gr de azúcar moreno
  • 50 gr de azúcar
  • 1 huevo mas 1 yema
  • 1cucharadita y media de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de yogur griego
  • 150 gr de pepitas de chocolate negro
  • nutella refrigerada (al gusto)
  • escamas de sal (para decorar)

Mezclamos la harina, el bicarbonato y la sal en un bol y la reservamos. Derretimos la mantequilla a fuego medio en un cazo, y la mantenemos al fuego, empezara a espumar y en unos minutos se volverá marrón. No debemos dejar de remover durante el proceso. Seguimos removiendo hasta que tenga un ligero olor a nuez, entonces la colamos en un bol grande y dejamos que se enfríe unos minutos.

ja10

Batimos con las varillas el azúcar con la mantequilla. y vamos añadiendo el huevo, la yema, la vainilla y el yogur hasta que este todo bien integrado. Añadimos los ingredientes secos que habíamos reservado antes y removemos con una cuchara de madera o gancho de amasar si tenemos. En este punto corremos grave peligro, si probamos la masa  dan ganas de acabar con ella a cucharadas…

Incorporamos las pepitas de chocolate, removemos, pasamos a un film transparente y refrigeramos unas 2 horas en el frigorífico.

Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180º y sacamos nuestra masa. Para formar nuestras cookies, cogemos una cucharada de masa del tamaño de una nuez y la aplanamos en nuestra mano, añadimos un poquito de nutella y cerramos como un saquito o una especie de bola. Colocamos en una bandeja de horno nuestras bolitas, de forma que quede bastante distancia entre unas y otras y las aplanamos pero solo muy poquito, ya que luego en el horno se expanden.

Horneamos entre 9 y 11 minutos, al sacar dejamos enfriar 2 minutos en la bandeja  y luego añadimos el toque de las escamas de sal y pasamos a una rejilla hasta que se enfríen del todo…

Y ya solo queda disfrutar esta delicia, a cada mordisco la sonrisa de vuestra cara aumenta unos 2 cm… la operación bikini ha acabado, es hora de decir adiós al verano, pensar en jerséis anchos, paseos de otoño, hojas en tonos naranjas y bufandas…

ja4

Este otoño va a ser estupendo y va a estar lleno de tartas, galletas y buenos momentos!!!

Helado de sandia con pepitas de chocolate

IMG_7746

Ya que estamos a mediados de verano y la cosa se esta desmadrando entre tanto helado, tarta, barbacoa, cervecita y demás… hoy un helado un poco mas ligerito… un helado con una fruta bien refrescante, ideal para ayudarnos a digerir tantos excesos… Helado de sandia (con pepitas de chocolate… para compensar…).

INGREDIENTES (para 1 litro)

  • 300 gr de sandia
  • 100 gr de azúcar (o 75 gr de azúcar y 25 gr de azúcar invertido)
  • 200 ml de nata de montar (35% M.G.)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • pepitas de chocolate al gusto

Cortamos la sandia, quitamos las pepitas y  la colocamos en un bol junto con el azúcar y la vainilla. Batimos con la batidora hasta tener un puré  ligero o zumo y lo reservamos. En un cuenco aparte montaremos la nata hasta que coja consistencia pero sin que quede dura y con la ayuda de una lengua o espátula de goma y con movimientos envolventes mezclaremos el puré de sandia con la nata.

J10

j11

Si queremos que nuestro helado tenga un color mas intenso podemos añadirle un poco de colorante rojo en gel.

Dejamos enfriar unas 4 horas en el frigorífico y después lo pasamos a la heladera y dejamos trabajar de 30 a 40 minutos. Una vez el helado este listo le añadiremos pepitas de chocolate a nuestro gusto.

Ya solo queda disfrutar esta delicia tan refrescante…