Archivos

Tarta suave de pera y yogur

tartapera

Hoy una tarta muy sencilla, suave y deliciosa, que ademas si os gusta la pera os va a encantar. se prepara en 10 minutos, luego solo es meterla en el horno y esperar.

INGREDIENTES

  • 5 peras Conferencia maduras
  • 3 yogures naturales
  • 4 huevos
  • 180 gr de azúcar
  • 70 gr de Maizena
  • 2 cucharadas de mermelada  albaricoque
  • 2 cucharaditas de sirope de arce para servir (opcional)

 

Lo primero que haremos será poner a precalentar el horno con el ventilador  a 180º. Mientras pelamos 4 de las peras, les quitamos el corazón y las pepitas y las troceamos. Colocamos las peras, los huevos, el azúcar, los yogures y la harina de maíz (Maicena) en un bol y pasamos la batidora hasta que todos las peras se hayan triturado y mezclado con el resto de ingredientes. Entonces  colocamos la masa en un molde previamente preparado con mantequilla y Maicena, decoramos con gajos finos  de pera pelada (la que nos quedaba) la superficie  y horneamos unos 50 minutos. Pasado este tiempo, apagaremos el horno y dejaremos la tarta en el 20 minutos mas. Después, pasaremos a una rejilla hasta que se haya enfriado del todo.

Para poder extender bien la mermelada sobre la tarta con un pincel de repostería, lo mejor es calentarla en un pequeño cazo y añadirle una cucharadita de agua para diluirla un poco .

El resultado os va a sorprende seguro, a pesar de su apariencia es bastante ligera, con un  sabor intenso a pera y con un chorrito de sirope de arce queda espectacular.

tartapera3

Anuncios

Tarta de crema de orujo

 

tartaorujo2

 

Para hoy que es viernes, os traigo una receta ideal para terminar una buena comida de fin de semana. Se puede preparar de víspera y no resulta nada pesada,  ya que la base es un  bizcocho ligero con un toque de café y la parte de arriba una mousse de crema de orujo.

Si no tenéis muchos invitados y queréis hacerlo en postres individuales, podéis preparar solamente la mousse de crema de orujo con la mitad de los ingredientes (para unas 4-6 personas) y un poquito menos de gelatina y servirla en unas copas anchas o unos cuencos bonitos de cristal acompañado de un bizcocho de soletilla bañado en café, unas virutas de chocolate blanco o algún barquillo.

Aquí os dejo la receta entera, luego si queréis innovar ya me contareis.

INGREDIENTES para el bizcocho de la base

  • 1 huevo
  • 45 gr de azúcar glas
  • 45 gr de almendra molida
  • 15 gr de harina
  • 1/2 cucharada de café soluble
  • 1 clara de huevo
  • 10 gramos de azúcar

INGREDIENTES para la mousse de crema de orujo

  • 12 gr de gelatina en hojas (unas 6)
  • 2 huevos
  • 10 gr de café soluble
  • 20 gr de azúcar glas
  • 400 gr de nata (35% M.G.)
  • 150 gr de chocolate blanco
  • 65 ml de crema de orujo

Precalentamos el horno a 220º y mientras preparamos la base de nuestro postre. Para ello mezclamos en un bol, el huevo con el azúcar glas, cuando esta mezcla empiece a clarear, añadimos la almendra molida, la harina y el café soluble.

Por otro lado montamos a punto de nieve la clara con el azúcar normal y mezclamos con la masa anterior con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes. preparamos un molde desmontable de unos 22 cm de diámetro con spray anti adherente o con mantequilla y harina, ponemos la mezcla en el, y horneamos durante 8-10 minutos, o hasta que los bordes empiecen a dorarse.

Una vez que el bizcocho este hecho, lo dejamos enfriar en el molde sobre una rejilla.

Para la mousse de crema de orujo, lo primero que tenemos que hacer es poner a hidratar las hojas de gelatina en un cuenco con agua que las cubra. Después montamos por un lado 300 ml nata que reservamos en un bol grande, y las claras de los 2 huevos a punto de nieve. Es importante limpiar bien el bol donde vamos a montar las claras y que tanto el bol, como las varillas estén bien secas. Reservamos las claras también el el mismo bol que la nata.

Ponemos el resto (100 ml ) de nata a hervir, entonces bajamos el fuego y derretimos el chocolate blanco en ella, removiendo constantemente.

Mezclamos las yemas que nos han quedado de los dos huevos  en un cuenco con el azúcar glas, el café soluble y la crema de orujo. Ponemos parte de la nata caliente sobre esta mezcla moviendo con unas varillas para evitar que demasiada temperatura cuaje nuestras yemas, mezclamos bien y colocamos en el cazo con el resto de la nata, subimos un poco el fuego para que las yemas se cocinen (pero sin que llegue a hervir) moviendo constantemente.  Añadimos las hojas de gelatina que tienen que estar ya bladitas, quitamos del fuego y mezclamos bien hasta que las hojas de gelatina se hayan disuelto del todo.

Pasamos esta mezcla a el bol grande donde esta la nata y las claras, mezclamos con cuidado para que no pierda aire con ayuda de una espátula y colocamos en el molde sobre el bizcocho.  Nuestra tarta estará lista para servirla en unas 4-5 horas.

Para decorarla, podemos utilizar dibujos o virutas de chocolate blanco, o unos barquillos. Antes de quitar el aro lateral del molde es conveniente pasar un cuchillo con cuidado para separar de los laterales y que no haya problema al des-moldar.

Si sois capaces de no comerosla enterita, la podéis conservar en el frigorífico 3 o 4 días.

tartaorujo

Tarta de zanahoria

 

zanahoria1

 

He preparado esta tarta en varias ocasiones y siempre me ha gustado, pero hace poco una amiga me regalo el libro de repostería de Bea Roque, del blog, “El rincon de Bea“, probé su receta y me pareció espectacular. Así que la voy a compartir con vosotros, ya que es rápida y fácil de preparar y el resultado os sorprenderá seguro.

Es una de mis favoritas, junto a la hummingbid cake, por lo jugosas que son, el toque de especias que las hace tan especiales y el glaseado de queso que me vuelve loca…

INGREDIENTES  para el bizcocho

  • 230 ml de aceite de oliva (suave 0,4)
  • 250 gr de azúcar
  • 4 huevos tamaño L
  • 300 gr de harina
  • 15 gr de levadura química (en polvo)
  • 2 cucharaditas de postre de bicarbonato sódico
  • 2 cucharaditas de postre de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 250 gr de zanahoria rallada
  • 100 gr de nueces en trocitos
  • 70 gr de coco rallado
  • 100 gr de piña en su jugo triturada

INGREDIENTES para  la crema de queso

  • 375 gr de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 175 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gr de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Pre calentamos el horno a 170º y preparamos el molde con spray anti adherente o con mantequilla y harina.

Ponemos en el vaso de la batidora la piña y la trituramos, pasamos a un colador grande y dejamos que vaya escurriendo el jugo. Mientras rallamos las zanahorias, tamizamos la harina, el bicarbonato, la levadura, la canela y la sal en un cuenco y reservamos las dos cosas.

En un bol, batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla claree, añadimos el aceite y batimos hasta que justo este mezclado. Entonces incorporamos la mezcla de harina y mezclamos pero sin batir en exceso. Añadimos las zanahorias, las nueces, el coco y la piña y mezclamos con ayuda de una espátula, hasta que la masa este uniforme.

Colocamos la masa en el molde (o moldes) y horneamos unos 40 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio. Al sacar del horno, dejamos reposar en el mismo molde, sobre una rejilla unos 15 minutos. pasado este tiempo, podremos desmoldar y dejar que se enfríe completamente ya sobre la rejilla.

Una vez frío es mejor envolverlo en film transparente y dejarlo reposar unas horas, o mejor de un día para otro.

Para la crema de queso, batimos por un lado el queso, por otro la mantequilla, mezclamos y batimos bien hasta que se mezclen los dos ingredientes (este paso es importante sobre todo si vais a teñir el glaseado). Entonces añadimos el azúcar y mezclamos hasta que este totalmente integrado.

Para montar la tarta, como yo utilice solamente un molde de 17 cm pero bastante alto, corte con ayuda de una lira el bizcocho en 3 capas iguales, lo rellene de crema y lo cubrí por completo con ayuda de una espátula decorativa.  La decoración en este caso estaba hecha con fondant de colores, aunque también la podéis decorar con nueces troceadas, haciendo un circulo en la parte de arriba de la tarta o con una simple linea en la parte de abajo.

zanahoria2

Ademas esta tarta en concreto estaba hecha con queso cremoso sin lactosa, así que todos aquellos que sufráis de esta intolerancia, tenéis la suerte de que cada día van ampliando un poquito mas la gama de productos y se puede encontrar, queso cremoso, mantequilla y nata sin lactosa para poder preparar nuestros postres.

 

Tarta de peras normanda

la foto 1

Después de casi dos meses desconectada totalmente del mundo blogueril, aquí estoy de nuevo, frente al ordenador para compartir con vosotros una nueva receta.  Los que me seguís, ya sabéis que me encantan las tartas de frutas, y sobre todo las peras, así que para retomar de nuevo esta aventura os propongo esta fantástica receta de tarta de peras normanda.

INGREDIENTES 

  • 175 gr de harina
  • 3 yemas de huevo
  • 60 gr de azúcar
  • una pizca de sal
  • 75 gr de mantequilla
  • 1/2 cucharadita extracto de vainilla
  • 3 peras maduras
  • zumo de 1 limón

INGREDIENTES PARA LA FRANGIPANE O FRANCHIPAN

  • 125 gr de almendra molida
  • 125 gr de mantequilla en pomada
  • 100 gr de azúcar
  • 1 huevo mas una yema
  • 15 ml   de ron
  • 50 gr de harina tamizada

INGREDIENTES PARA EL GLASEADO

  • 150 gr de mermelada de albaricoque
  • 20 ml de ron

Ponemos la harina en un bol grande y hacemos un hueco en el centro, añadimos las yemas, las sal, el azúcar y la mantequilla en pequeños dados y mezclamos con los dedos hasta que se nos formen unas migas gordas. Entonces enharinamos ligeramente una superficie de trabajo y amasamos ligeramente 1 o 2 minutos. Envolvemos la masa en film transparente y la dejamos refrigerar como mínimo 30 minutos.

Cuando vayamos a preparar la tarta, sacaremos la masa de la nevera, estiraremos con ayuda de un  rodillo y la colocaremos en un molde redondo desmontable. Pinchamos la base con un tenedor, cubrimos  nuevamente con film y dejamos en el congelador mientras preparamos el relleno, para que coja firmeza.

Ponemos a pre calentar el horno a 200º. Y para la crema de almendras o Franchipan, batimos en un bol la mantequilla con el azúcar hasta que este esponjosa, añadimos poco a poco el huevo y la yema, batiendo bien para que se incorpore correctamente. Agregamos el ron, las almendras y la harina y mezclamos bien.

Ya lista la crema, pelamos las peras, las cortamos en gajos, y las rociamos con zumo de limón. Para terminar de montar la tarta, sacamos la  base del congelador, esparcimos la crema de almendras con ayuda de una espátula y colocamos la pera desde fuera hacia dentro.

Horneamos 15 minutos a 200º, pasado este tiempo, reducimos la temperatura del horno a 180º y dejamos 25 minutos mas, hasta que la frangipane este firme. dejamos enfriar la tarta sobre una rejilla y la pincelamos con la mermelada de albaricoque clareada, en ron.

la foto 2

Espero que la disfruteis, y espero volver pronto con una nueva receta.

 

Tarta colibrí (Hummingbird cake)

la foto 2

Hoy una tarta que tiene su origen en el sur de Estados Unidos, una Hummingbird cake. Una textura suave a la vez de consistente, una pizca de especias y una cobertura de crema de queso que la hace deliciosa.

Ideal si vuestros hijos son como los míos, una semana adoran los plátanos y se los comen de dos en dos y la semana siguiente los aborrecen y acaban madurándose demasiado. Así que para aprovecharlos, esta receta y la de Muffins de plátano que publiqué en su día, vienen genial.

INGREDIENTES

PARA EL BIZCOCHO

  • 450 gr de plátano muy maduro hecho puré
  • 450 gr de piña al natural ( o en almíbar, yo prefiero al natural)
  • 225 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura química (tipo royal)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 60 ml de caldo de piña o almíbar
  • 50 gr de coco rallado
  • 2 huevos
  • 160 ml de aceite de girasol

PARA EL GLASEADO DE CREMA DE QUESO

  • 200 gr de azúcar glas
  • 200 gr de mantequilla
  • 250 gr de queso cremoso (tipo Philadelphia)

Precalentamos el horno y preparamos con mantequilla y harina, con papel de hornear o spray antiadherente,  un molde de unos 23 cm.

Mientras en un bol tamizamos la harina, añadimos la levadura, el bicarbonato  las especias y mezclamos bien. pasamos la piña por la picadora o por la batidora y con ayuda de un chino la escurrimos bien, reservando 60 ml de zumo o almíbar que añadiremos mas adelante.

Machacamos el plátano con un tenedor hasta que tengamos una especie de puré y lo añadimos al bol con los ingredientes secos. incorporamos la piña, el coco  y el almíbar y mezclamos con la ayuda de un tenedor. Batimos ligeramente los huevos y los añadimos junto con el aceite a la masa anterior. Mezclamos bien y colocamos en el molde.

Horneamos durante 40 minutos, pasado este tiempo dejamos enfriar de 5 a 10 minutos en el molde y después pasamos a una rejilla hasta que se enfríe del todo.

Cuando la tarta ya este fría del todo prepararemos el glaseado, para ello, la mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente. Batimos el azúcar glas con la mantequilla con la varillas y  mientras con un tenedor removemos la crema de queso, para que al añadirla no este en bloque. Incorporamos la crema y seguimos batiendo hasta tener una crema homogénea.

Cubrimos nuestro bizcocho y ya estaría listo para comer.

la foto 3

Tarta de donuts

IMG_8006

Si habéis oído bien, una tarta de donuts…con una base blandita, un cuerpo cremoso y un toque final un poco crujiente. Esta buenisísima y si sois amantes de los donuts, la vais a adorar…

A mi, seguro que desde este momento empezáis a odiarme, porque esta si que es “la tarta”, pero bueno, pensar que estamos en otoño y que se llevan los maxi-jerséis…

La receta original es de un blog llamado “misthermorecetas”,que es bastante interesante,  y esta es mi versión para hacerla sin Thermomix. Así es mas fácil que os animéis, no se necesita horno, se prepara de víspera y de verdad que merece la pena probarla.

INGREDIENTES

PARA LA BASE
– 8 sobaos pequeños (de los rectangulares)
– 3 donuts

PARA LA CREMA
– 6 donuts
– 250 gr de queso cremoso (tipo Philadelphia)
– 500 ml de nata liquida (35% MG)
– 250 ml de leche entera
– 130 gr de azúcar
– 2 sobre de cuajada (royal)

PARA LA COBERTURA
– 1 donut
– 4 galletas tipo Digestive
– 25 gr de azúcar moreno
– 30 gr de almendras laminadas
– 30 gr de mantequilla a temperatura ambiente

Para prepara la base de la tarta picaremos con una picadora los sobaos y los donuts, se quedara una masa dorada y bastante compacta. si no tenéis picadora eléctrica también lo podéis hacer con la mano, desmigando y amasando. Colocamos la masa de la base en un molde de los que se desmontan de unos 24 cm, presionando bien contra el molde para que quede lo mas compacto posible. Si tenéis un rodillo pequeñito os costara menos y siempre queda mas uniforme. reservamos la base de la tarta y empezamos con la crema.

Ponemos a calentar a fuego medio, en un cazo grande, la nata con el azúcar y picamos los donuts dentro de él. Añadimos el queso cremoso y pasamos la batidora hasta que tengamos una crema muy ligera y homogénea. Disolvemos los sobres de cuajada en la leche con ayuda de un tenedor y lo incorporamos al cazo. Aumentamos el calor, sin dejar de remover hasta que nuestra mezcla hierva. retiramos de fuego un momento, removemos bien, y volvemos a poner a hervir. Tras el segundo hervor, colocamos la crema sobre la base de la tarta con cuidado.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y después en el frigorífico durante 6 horas mínimo, mejor una noche entera.

Antes de servir la tarta, picaremos todos los ingredientes de la cobertura con ayuda de una picadora o manualmente y repartiremos la mezcla uniformemente sobre la tarta, intentando que quede lo mas igualada posible.

IMG_8005

Desmoldamos con cuidado y a triunfar!!! Porque con esta tarta se triunfa seguro!!!

IMG_8008

Tarta de manzana clásica

la foto 3

Siempre que preparo una tarta de manzana o manzanas asadas, el olor que invade mi cocina me lleva de nuevo a la infancia, y me acuerdo de mi madre frente a una gran cazuela de barro colocando manzanas descorazonadas con su azúcar por encima, su trocito de mantequilla y su mermelada de albaricoque…

Y el gustazo que daba luego verlas salir del horno y comérselas al lado de la chimenea…

Es curioso que después de tantos años, cosas tan sencillas puedan despertar hoy unos recuerdos y sensaciones tan agradables. Cosas que incluso hacíamos a regañadientes, como preparar la leña para el invierno, desgranar alubias rojas, embotar toneladas de tomate, esos sábados y domingos de “tarea” en familia…

Así que hoy que estoy nostálgica os traigo la receta de una tarta de manzana clásica, de las que hacia mi madre.

INGREDIENTES PARA LA MASA QUEBRADA

  • 300 gr de harina
  • 125 gr de mantequilla
  • 160 gr de azúcar glas
  • 2 yemas de huevo
  • 30 ml de leche
  • ralladura de limón
  • una pizca de sal

INGREDIENTES PARA EL RELLENO

  • 500  ml de leche
  • 1 pizca de esencia de vainilla
  • 100 gr de azúcar
  • 3 yemas
  • 65 gr de maicena
  • 2 manzanas (Golden o reineta, a vuestro gusto)
  • zumo de medio limón
  • 2 cucharadas majas de mermelada de albaricoque o melocotón diluidas en 3 cucharadas de agua.

 

Mezclamos en un bol los ingredientes secos, añadimos la mantequilla y mezclamos con una rasqueta sin tocar demasiado. añadimos las yemas y la leche y seguimos mezclando de la misma forma. formamos una bola con la masa y dejamos reposar durante 2 horas en el frigorífico.

Cuando casi haya pasado este tiempo, ponemos a precalentar el horno a 180º y mientras  prepararemos una crema pastelera para rellenar la tarta. Para ello ponemos a calentar en un cazo  la leche con la vainilla y en un bol mezclamos las yemas, el azúcar y la maicena, cuando la leche este caliente, incorporamos una parte de ella al bol y mezclamos bien. Después colocaremos la mezcla en el cazo con el resto de leche y llevaremos a ebullición removiendo constantemente hasta que espese. Cubrimos con un poco de film transparente para que no le salga costra por encima y reservamos.

Sacamos la masa del frigorífico, estiramos con el rodillo y ajustamos al molde, horneamos unos 15 minutos, hasta que dore un poco. mientras pelamos las dos manzanas, les quitamos el corazón y las cortamos en gajos finos. Cuando saquemos la tarta del horno, colocaremos una capa de crema pastelera y sobre ella los gajos de manzana empezando por la línea de fuera y montando cada uno un poco sobre al anterior. Rociamos con el zumo de limón y horneamos 35-40 minutos mas en el horno. A mitad de cocción, abrimos el horno y espolvoreamos con azúcar .

la foto 1

Cuando la tarta ya este lista, la dejamos enfriar sobre una rejilla y la pintamos con la mermelada diluida. A mi me gusta darle un hervor, así que mezclo la mermelada de albaricoque con el agua y la pongo en un cazo al fuego, removiendo hasta que hierva.

Espero que disfrutéis tanto como yo con esta tarta, un clásico ideal para esta temporada.