Archivo | noviembre 2012

Cupcakes de erizo

 

 

 

Desde que vi en el blog de peque a la moda una foto de erizos y cupcakes de erizos, tenía ganas de encender el horno y preparar a estos graciosos animalitos.

Para los cupcakes he utilizado la receta de chocolate que ya os he puesto otras veces y me gusta mucho y luego los he untado con nutella para poder pegar el fondant de colores por encima. Para hacer las púas he cortado el fondant en forma de v repetidas veces y he levantado un poco cada pico. Y aquí están estos erizos monísimos y riquísimos…

 

 

 

 

Anuncios

Elmo cake pops

 

 

Como os dije el otro día,  a mis hijos les encantaron estas piruletas de bizcocho y chocolate, así que esta vez le ha tocado a Elmo. Y todavía no nos los hemos terminado y mi hijo mayor ya me está pidiendo perritos y peces, así que creo que vamos a tener cake pops para aburrir.

Aquí os dejo a este personajillo rojo que tanto les gusta a mis hijos…

 Para prepararlos

INGREDIENTES

  • 1 bizcocho de yogur
  • 80 gr de mermelada de melocotón
  • candy melts rojos
  • ojos de caramelo
  • fondant naranja y negro

 

Desmigamos en un cuenco grande el bizcocho y cuando estén bien finas las migas añadimos la mermelada y formamos una masa ligeramente pegajosa. Formamos bolitas y las dejamos en el frigorífico  mas o menos una hora. Mientras prepararemos la nariz y la boca de Elmo con fondant naranja y negro respectivamente.

Derretimos los candy melts rojos en el micro o a baño maría siguiendo las instrucciones del fabricante  y cuando las bolitas de bizcocho estén frías y más consistentes, mojamos la punta de cada palito en el chocolate, lo clavamos en las bolita y las dejamos enfriar. Cuando el chocolate que fija los palitos a cada uno de los bizcochos este bien firme, bañaremos cada una de nuestras bolitas en el resto de candy melts, le pasaremos un palillo para hacer el efecto del pelo y le colocaremos los adornos. Dejamos secar en una base o clavados en una pieza de ploriexpan, y ya están listos para degustar…

Pollito pops

 

 

Siempre que entro a curiosear el blog de Bakerella, encuentro recetas maravillosas y las añado a mi lista de cosas por hornear. Me encantan sus cake pops, aunque nunca me había animado a hacerlos. Hoy tras mi primer intento y ver la reacción que han causado en mis hijos creo que voy a hacerlos muy, muy a menudo.

INGREDIENTES PARA LOS POLLITOS

Bizcocho de yogur

Mermelada de albaricoque

candy melts de color amarillo

Fondant naranja

La base de los cake pops se puede hacer con cualquier tipo de bizcocho, de chocolate, genovés, el que más os guste, yo he utilizado medio bizcocho de yogur que tenía ya hecho. Se desmiga el bizcocho y se le añade mermelada, buttercream o queso cremoso y se hace una masa con la que hacemos pequeñas bolitas de unos dos o tres cm de diámetro y las dejamos enfriar una media hora dentro del frigorífico.

 

Mientras podemos preparar los adornos que vamos a utilizar, ya que hay que irlos colocando antes de que se seque la cobertura de chocolate. Yo he preparado los piquitos y las patitas de estos pollitos tan graciosos con fondant de color naranja.

Lo siguiente es sacar las bolitas del frigorífico y fundir los candy melts en el microondas o a baño maría, teniendo cuidado de que no caiga agua en ellos. Mojaremos los palitos que vamos a utilizar en el chocolate y los pincharemos en cada una de nuestras bolitas, y las dejaremos reposar boca abajo hasta que se seque y este solido.

Entonces bañaremos las piruletas en los candy melts fundidos, dándoles vueltas para eliminar el chocolate sobrante. En cada piruleta colocaremos el piquito y las patitas de nuestros pollitos y dejaremos secar. Por último y cuando la cobertura ya esté totalmente seca, con un rotulador  o con icing negro hacer unos pequeños ojos.

No están nada mal para ser mis primeros cake pops no??  Habrá que seguir practicando.

 

Tarta de tres chocolates

El otro día tuvimos una comida familiar, y esto en el caso de mi familia supone que cuando llegas al postre probablemente tu cuerpo sea ya casi incapaz de ingerir nada mas,  a pesar de ello siempre hacemos un pequeño esfuerzo y por eso esta vez, la misión era preparar una tarta ligera pero llena de sabor. Después de pensar en alternativas como  tiramisú, flan de café o panacota me acordé de la tarta de tres chocolates. Y después de leer varias recetas en internet, me decidí por esta de Su de webosfritos. Aquí os dejo la receta.

 

INGREDIENTES

  • 150 gr de chocolate negro
  • 150 gr de chocolate con leche
  • 150 gr de chocolate blanco
  • 100 gr de azúcar
  • 750 ml de nata
  • 750 ml de leche
  • 3 sobres de cuajada (Royal)
  • 1 paquete de galletas María
  • 80 gr de mantequilla

 

Para esta receta no necesitaremos horno, hoy le daremos un respiro, como es una tarta sencilla pero que requiere refrigeración,  se puede preparar de víspera.

 

Empezaremos preparando la base de la tarta, para ello trituraremos las galletas en un robot o metidas dentro de una bolsa, de las que venden para alimentos, ayudándonos de un rodillo. Cuando el polvo de galletas este muy finito y ya no haya trocitos, lo mezclaremos con la mantequilla y con esa masa formaremos una base en el fondo del molde.

 He probado a ponerle un par de cucharadas de mermelada de fresa a la base de galletas y sale estupenda, además va muy bien con el chocolate.

Para preparar las capas de chocolate de la tarta repetiremos el mismo proceso en cada una de ellas, para cada una de las bases necesitaremos 250 ml de leche, 250 ml de nata, un sobre de cuajada y 150 gr de chocolate.

La primera capa será la de chocolate negro, pondremos a calentar en un cazo 50 ml de leche, 250 de nata liquida, 60 gr de azúcar y 150 gr de chocolate negro. Removemos hasta que el chocolate se derrita del todo y dejamos que hierva. Disolvemos un sobre de los que venden para hacer cuajadas en 200 ml de leche y lo añadimos al cazo removiendo hasta que hierva de nuevo. Quitamos del fuego y volcamos la mezcla sobre la capa de galleta.

Mientras se va asentando prepararemos la siguiente capa de chocolate, siguiendo los mismos pasos que en la capa anterior pero utilizando solamente 40 gr de azúcar y chocolate con leche.

Antes de volcar esta mezcla sobre la capa anterior, con la ayuda de un tenedor haremos unas marcas un poco superficiales para ayudar a que una capa se una a la otra y no resbalen. Hay que tener cuidado de no hacer las marcar demasiado profundas para no romper la capa que ya ha cuajado. Si al hacer las marcas vemos que la capa aun no ha cuajado bien, dejaremos reposar un poco más antes de añadir la siguiente capa. Aunque en principio el tiempo que nos cuesta preparar cada una de las capas es suficiente para que haya empezado a cuajar  y poder hacer las marcas sin problemas.

Verteremos la mezcla sobre la capa de chocolate negro despacio y colocando un cucharon por debajo para hacerlo de una forma más delicada y que no se estropee la capa de debajo.

Para la capa de chocolate blanco, seguiremos el mismo proceso pero esta vez sin añadir azúcar, ya que si no quedaría demasiado dulce.

 

Dejamos reposar y enfriar sin mover y luego  pasar al frigorífico.

Para decorarla, podemos ponerle bolitas o virutas de chocolate por encima, o derretir un poco de chocolate negro y sobre papel de hornear, con la ayuda de un biberón con punta fina, dibujar letras o cualquier otro motivo que elijamos y dejar que enfríe y se seque antes de colocarlo sobre la tarta.

Tarta de corazones

 

 

Hoy de nuevo una mini entrada para enseñaros otra de las tartas que he hecho últimamente. Como ando un poco liada, estoy un poco desconectada, pero prometo volver pronto con nuevas recetas. Además ya está cerca la navidad y son fechas en las que me vuelvo loca  y no paro de hornear, así que habrá galletas, cupcakes y tartas y roscos para todos.

Petit fours

 

El otro día fue mi cumpleaños, un añito mas, y como me encantan esos momentos de ida de olla creativa, que casi siempre acaban en frustración (me va la marcha que le vamos a hacer…) decidí preparar para merendar unos Petit fours.

Si, de esas cosas sencillitas que le dan por hacer a una, así que me puse mi delantal rosa, cogí el libro de Peggy Porchen  y ale a crear… el bizcocho sin problemas, un genovés cortado por la mitad y relleno de mermelada de albaricoque que quedo muy rico. El problema vino cuando había que bañarlo en fondant líquido, pero con eso de que era mi cumpleaños me vine arriba y dije ale pues a fabricar fondant liquido. Indagando por internet la única solución que encontré era meter fondant blanco a derretir en el microondas y añadirle el colorante y un par de cucharadas de agua. El resultado, descubrir que tengo tolerancia cero a la frustración…me habría echado a llorar como una chiquilla en ese mismo momento. Menos mal que era mi cumpleaños y rebosaba buen humor, así que embadurné como pude los bizcochitos en ese mejunje con textura infernal y los decore con una florecilla. Para terminar y cuando la capa de “algo que pretendía ser fondant liquido” se seco, unte la base con cobertura de chocolate.

La presencia como veis no es demasiado buena, pero de sabor muy ricos, no quedo ni uno y la merienda de cumpleaños estuvo fenomenal. Y como ya sabéis que como soy de lo mas cabezona volveré a intentarlo esta vez con un fondant liquido del de verdad. En mi próxima experiencia con los Petit fours, incluyo paso a paso, lo prometo.

Cupcakes para celebrar un nacimiento

 

Hoy una breve entrada para enseñaros los cupcakes, decorados con fondant, que preparé para celebrar el nacimiento de un bebe llamado Juan.

Enhorabuena a los papas, que seáis muy felices!!!